Lo que antes nos costaba 20.000€ ahora nos cuesta 500€

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Todavía hay quien se cree con la superioridad moral de dar lecciones de gestión turística en esta ciudad y sigue saliendo públicamente a predicar y a crispar. Nosotros, mientras tanto, seguimos trabajando para que esta ciudad crezca y lo haga sin que lo paguen los bolsillos de los gandienses.

Hoy he estado en la playa de Gandia despidiéndome de David Strand, representante de los más de 200 ciudadanos de países escandinavos (Noruega y Suecia principalmente) que han pasado estos últimos 15 días en Gandia. Han venido a desconectar de sus rutinas, a conocer nuestra ciudad y a practicar deporte en la playa. ¡Son muy buenos en el voley-playa!

Se trata de una operativa de dinamización turística de nuestra playa en temporada baja que ya se realizó el verano pasado. ¿Cuál es la diferencia? Os lo explico. El anterior gobierno pagó la cantidad de 20.000 euros para que estas personas visitaran nuestra playa. Es decir, los gandienses aportamos esa nada desdeñable cantidad de dinero para promocionar nuestro destino en unas fechas en las que los hoteles ven reducir el índice de ocupación.

Este año, en las mismas condiciones, la operativa ha costado 5.500 euros, de los cuales el Ayuntamiento ha aportado 500 euros y una empresa privada, que ha trabajado directamente con los turistas, ha aportado el resto. Esto es lo que llamamos una colaboración público-privada, y es el modelo de dinamización turística que queremos impulsar desde este gobierno. En esta acción, por ejemplo, hemos ahorrado 19.500 euros.

Diana Morant Gandia

Somos conscientes de que durante los meses de temporada baja turística en la costa nuestra playa necesita de eventos y acciones de este tipo para que los negocios puedan seguir funcionando y la economía no decaiga. Pero en un Ayuntamiento con un índice de deuda del 450% de los ingresos que recibe cada año, hay que echarle imaginación y buscar colaboración. Y es lo que estamos haciendo. Lo hemos hecho en esta ocasión con países escandinavos y, en breve, lo haremos con otras actividades que volverán a nuestra playa y lo harán cumpliendo dos premisas: reducción de coste y colaboración entre el sector público y el sector privado.

Algunos, como decía, tratan de engañar y decir que este gobierno está en contra de todo. No es verdad. De lo único que estamos en contra es de la ilegalidad y del gasto desmesurado de dinero público en actividades de las que, en gran parte, se beneficia la iniciativa privada, no el conjunto de los ciudadanos.

Hay que buscar caminos en los que confluyan los intereses privados y los públicos. Y juntos colaborar para que Gandia no deje de crecer. Como nos ha enseñado David y el resto de visitantes en la arena de la playa, por muy bueno que seas sacando, colocando y rematando la bola, si no tienes una sólida compenetración con tu compañero de juego, es imposible ganar el partido.