Novedades en la situación de las actividades de ocio en la playa de Gandia

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cumpliendo con nuestro compromiso de total y absoluta transparencia en un problema que afecta a muchos gandienses y turistas que nos visitan en verano, quiero compartir con vosotros las últimas novedades que conciernen a las actividades de ocio en dos locales de la playa de Gandia: Wonderwall y Falkata.

Respecto al complejo Wonderwall, cabe aclarar varias cuestiones. Muchos creen que la orden de cierre viene dada desde este gobierno. Es totalmente FALSO. Es la Generalitat Valenciana, todavía con el PP al frente, la que decretó el cese de las actividades en Wonderwall. Y contrariamente a lo que muchos creen, no fue por motivos de ruido, sino por problemas con el uso del suelo en el que está instalado el complejo. Además, por cuestiones medioambientales, existe también una vía de investigación por parte del Ministerio Fiscal.

En conclusión, es la Conselleria la que ordena a la empresa suspensión de la actividad y ambientación musical hasta que obtengan la Declaración de Interés Comunitario (DIC). Y al mismo tiempo, la Conselleria ordena al Ayuntamiento resolver la solicitud de permiso de actividad que, a día de hoy, sigue su curso y pendiente de resolución. A partir de ahora, el Ayuntamiento requerirá a la empresa toda la documentación necesaria para resolver, en positivo o en negativo, la licencia de actividad. Pero esto no paraliza, de ninguna de las maneras, la orden ejecutiva de suspensión de uso del suelo que ha decretado la Conselleria. De no acatar la decisión, la empresa deberá responder ante la Conselleria.

(VER PDF) -> Resolución completa de la Generalitat sobre el asunto Wonderwall

Por lo que a Falkata respecta, tal y como expliqué, la actividad del viernes fue de concierto, por lo que no se utilizó limitador de dB. Debo rectificar en una cuestión: el anterior gobierno no firmó autorización alguna. Mi afirmación se debió a que, a fecha del sábado, el gobierno que presido no había concedido ningún permiso, lo que nos hizo suponer que les amparaba un permiso del gobierno anterior. Lo cierto es que la empresa registró por entrada el pasado jueves la documentación para solicitar permiso para este concierto y para otros del verano. Dada la no respuesta del Ayuntamiento, la empresa se acogió a la figura del silencio administrativo para celebrar el concierto.

Después de nuestra reunión con el funcionariado de la casa, vamos a comunicar a la empresa que el permiso para este tipo de actividades deben solicitarlo a la Conselleria y no al Ayuntamiento. Más allá de eso, nos sentaremos con ellos para expresarles que el sentir de este gobierno es que no se debe abusar de la permisividad que da un concierto fuera de limitación de sonido, porque agota la paciencia de los vecinos. Así pues, les haremos replantearse el calendario de conciertos semanales presentado por esta empresa.

Para nosotros la prioridad es lograr el equilibrio entre el ocio y el descanso y compartir, con transparencia, todas y cada una de las novedades que afectan a este y otros asuntos de interés ciudadano.